banner

Bikinis

Kiini nació de la necesidad de Ipek Irgit –la creadora- de encontrar su bañador soñado. La diseñadora de origen turco, que se considera una ciudadana del mundo y tiene su base en Nueva York, creo unas piezas de baño para su uso personal, que poco a poco fueron levantando pasiones. Nació de la admiración por la artesanía, el amor por el color y la vida cosmopolita de su diseñadora en sus viajes alrededor del mundo.

Hoy la firma Kiini es deseada en todo el mundo y todas las celebridades quieren tener uno. No es fácil hacerse con ellos ya que son diseños exclusivos hechos a mano y la oferta no es capaz de atender tanta demanda. Son piezas confeccionadas en neopreno de colores, con remates y apliques en crochet que se ajustan como un guante al cuerpo. Constituyen una explosión de color, una combinación de neopreno y crochet multicolor que realza el bronceado estival.

Kiini: sueño personal que se ha convertido en un negocio, gracias a la pasión que levanta en mujeres de todo el mundo.